La mayor parte de los sistemas materiales que nos rodean son mezclas. Una mezcla consta de dos o mas sustancias físicamente unidas

Resulta obvio identificar una rodaja de mortadela o un trozo de granito como una mezcla. Su composición no uniforme revela la existencia de diferentes componentes. Sin embargo en otros casos es más difícil reconocer las diferentes sustancias que componen una mezcla. A primera vista la sangre parece homogénea, pero vista al mi-

croscopio deja de parecer uniforme.

    Generalmente una mezcla consta de una fase dispersante o disolvente y una, o varías, fases dispersas o soluto. Teniendo en cuenta el tamaño de las partículas dispersas las mezclas las clasificamos como sigue:

    Todas las mezclas se separan en sustancias puras utilizando diferentes procedimientos físicos. La técnicas de separación de los componentes de una mezcla se basan en las diferentes propiedades físicas de los componentes de la mezcla. 

    

Técnica física de separación de los componentes de una mezcla

Técnica Propiedad  física en la que se basa
Separación magnética Diferentes propiedades magnéticas de los componentes
Sedimentación Diferencia de densidades
Decantación Diferencia de densidades entre dos líquidos inmiscibles
Centrifugación Igual que la sedimentación pero aumentando la velocidad a la que ocurre el proceso
Filtración Diferencia en el tamaño de las partículas de la mezcla
Evaporación a sequedad Diferencia en los puntos de ebullición de los componentes
Cristalización Diferencia en la presión de vapor a temperatura ambiente
Extracción Diferencia de solubilidad de los componentes en dos o mas disolventes inmiscibles entre sí
Destilación Diferencia entre los puntos de ebullición de los componentes de la mezcla
Cromatografía Diferente adherencia de los componentes de la mezcla en un sólido al mismo tiempo que en la diferencia de solubilidad de los componentes entre uno o más disolventes